SHARE

JESÚS COPEIRO

Nació en Valverde el 16 de febrero de 1991, estudió en el colegio Los Molinos, continuó en el instituto Diego Angulo y posteriormente se graduó de maestra de Educación Infantil en la Universidad de Huelva. Mi madre se llama Mercedes, auxiliar de enfermería, más conocida como la “Fina” y mi padre Antonio, cocinero y actual dueño del Bar “El Bocaito”. Empecé mi andadura por tierras inglesas el 22 de Septiembre del 2016 -dice Sandra Lara- con ganas de probar una experiencia diferente, conocer otras costumbres y aprender y reforzar mis conocimientos con otro idioma, como es el inglés, hoy día tan importante para todo el mundo empresarial y más si cabe para mi futura profesión, como maestra.

Sandra Lara López en la playa de Douglas, la capital de la Isla de Man, septiembre 2016
Sandra Lara López en la playa de Douglas, la capital de la Isla de Man, septiembre 2016

Trabajo de “au pair”

Ya han pasado siete meses desde que empecé mi trabajo como ‘au pair’ en la Isla de Man, concretamente en Douglas, la capital. ¿Qué significa ser ‘au pair’? Este es un término francés, más conocido en España como niñera y que significa, que una familia de otro país te acoge en su casa a cambio de trabajo, como cuidar a sus hijos, limpiar la casa u otras tareas, ofreciendo alojamiento, comida gratuita y una pequeña paga semanal.

Vivo con una familia de origen irlandés que lleva viviendo en la isla muchos años. Se trata de Emer y Sean con sus tres hijos adolescentes de 15, 16 y 18 años. Mi trabajo se basa en mantener recogida y limpia la zona de la cocina y el servicio de lavandería (poner lavadora y secadora), sacar a pasear a dos perritos que tiene la familia tres días en semana y recoger a los niños en coche de la parada del bus. Trabajo de lunes a viernes, unas 35 horas semanales. Tengo libre los fines de semana y aprovecho para viajar o para salir con amigos. Los martes por la tarde voy a clases de inglés en el College (Universidad) de 18 a 21 h. Cada curso es trimestral y lo paga también la familia.

Isla de Man

Desde el aeropuerto de Faro viajé a Dublín y de allí en otro avión hasta la Isla de Man, es decir, tomé dos aviones, pero la familia pagó el vuelo a la isla. También puedes acceder a ella por medio del ferry.

La Isla de Man, es una pequeña islita de unos 85.000 habitantes, situada entre Irlanda e Inglaterra. La isla ha formado parte de los reinos de Noruega, Escocia e Inglaterra. Actualmente no forma parte del Reino Unido, pero depende de la Corona británica, con Parlamento y moneda propia (la libra manesa, con el mismo valor que la libra esterlina). La bandera de la isla es roja con el símbolo de las tres piernas, un emblema celta.

La Isla de Man está considerada como un paraíso fiscal y atrae negocios del exterior gracias a su política de bajos impuestos y a su regulación financiera. Aquí la tasa de paro es aproximadamente del 0’3%. Resumiendo hay trabajo para todo el mundo y no es necesario tener un nivel elevado de inglés para que te contraten en cualquier empleo.

Foto 2
En la Wheel Laxey, una gran rueda hidráulica construida en una ladera de la aldea, en la costa este, el 3-12-2016. Laxey significa “Río de Salmón” en el idioma noruego antiguo.

 La Isla de Man es conocida sobre todo por las carreras de motociclismo internacional, carreras a contrarreloj sobre carreteras cerradas al tráfico. En la actualidad, se considera una de las carreras más peligrosas y veloces del mundo del motociclismo. Este año se celebran del 27 de mayo al 9 de junio y se lo recomiendo a todo aquel que le guste las motos. En esas semanas se duplica la población de la isla con gente que llega de todo el mundo.

Respecto al clima, la temperatura media es de 8-10º C y el viento es uno de los aspectos atmosféricos más relevantes. También las lluvias son frecuentes, puede llover 17 días de los 30 que tiene un mes. Como suelo decir, en Inglaterra puede cambiar el tiempo cada veinte minutos.

Los ingleses

Podría destacar de los habitantes de la isla que son muy confiados, no temen por nada ni nadie porque no ven el mal, siempre piensan en positivo. Son respetuosos y hay tres palabras claves en su vocabulario: “sorry”,  “thank you” y “please” (perdón, gracias y por favor).  Si tuviera que decir algo negativo o diferente a mis costumbres, sería el que no dan tantas muestras de cariño como nosotros, no son tan “besucones”, siempre se saludan con un apretón de manos sin importar el sexo de la otra persona.

Sandra Lara en una vista impresionante de Douglas, la capital de la Isla de Man, con su zona portuaria, el 5 febrero 2017. En el centro de la bahía se observa un pequeño castillo al que se puede llegar andando cuando la marea está baja.
Sandra Lara en una vista impresionante de Douglas, la capital de la Isla de Man, con su zona portuaria, el 5 febrero 2017. En el centro de la bahía se observa un pequeño castillo al que se puede llegar andando cuando la marea está baja.

Fines de semana

Los fines de semana suelo quedar con mis amigas españolas. Los sábados vamos al Café Lingo, donde un grupo de voluntarios, junto con una maestra, ofrecen apoyo a las personas llegadas a la isla para aprender el idioma de una forma divertida y relajada, mientras tomas una taza de café. Luego vamos a tomar el lunch (almorzar), pasear o ver las tiendas de ropa de la calle peatonal. Otras veces, quedamos para hacer una ruta y conocer otros rincones de la isla, como son los Glens (bosques/parques), llenos de árboles y zonas verdes o también sus diferentes playas. También he visitado muchas ciudades inglesas, como Manchester, Liverpool o Londres y en marzo tengo pendiente visitar Bristol.

Comida

La comida, seguramente, era uno de los asuntos que más me preocupaba, al igual que los horarios del país. Para nosotros, en España, la comida más importante es el almuerzo, aquí la comida principal es la cena. Para ellos el almuerzo es algo sencillo, comida rápida, ensaladas o sándwiches,  ya que tanto los niños como los adultos hacen esta comida en su horario de clase o en el trabajo y disponen normalmente de media hora. Y suelen beber un té o un café a la vez que comen un entrecot con verduras, por ejemplo. El plato más característico de los domingos o fines de semana es el roast-beef  (asado de buey o ternera al horno), que suele ir acompañado del Yorkshire pudding (masa horneada con forma de cuenco).

Sandra acompañada de amigos españoles en Peel, un pueblecito de la costa oeste. De izquierda a derecha, Noelia (Alicante), Ana (Mallorca), Ainoa (Galicia), Ainhoa (Málaga), Carlos (Granada) y Alex (Granada). Al fondo el castillo, 15-10- 2016
Sandra acompañada de amigos españoles en Peel, un pueblecito de la costa oeste. De izquierda a derecha, Noelia (Alicante), Ana (Mallorca), Ainoa (Galicia), Ainhoa (Málaga), Carlos (Granada) y Alex (Granada). Al fondo el castillo, 15-10- 2016

Nostalgia

Me crié en Valverde del Camino y me siento valverdeña y andaluza con mucho orgullo. Porque no empiezas a apreciar lo que tienes hasta que lo pierdes, como se suele decir, aunque yo siempre volveré a mi tierra. Echas de menos las comidas, reunidos todos a la mesa para almorzar o cenar y charlar sobre cómo ha ido tu día, el buen tiempo, el cielo despejado y el solecito brillando en cualquier época del año, las fiestas de tu pueblo, ir a un bar y pedir una caña o un tinto de verano con sus aceitunas o su aperitivo. Pero entiendes y te das cuenta de que existe y existía todo eso cuando has viajado y has conocido otro mundo.

Sandra delante del castillo de Peel, en la costa oeste, el 15 octubre 2016. El castillo fue construido por los vikingos mientras reinaban y su dibujo aparece en el reverso de los billetes de 10 libras manesas
Sandra delante del castillo de Peel, en la costa oeste, el 15 octubre 2016. El castillo fue construido por los vikingos mientras reinaban y su dibujo aparece en el reverso de los billetes de 10 libras manesas

Me vine a este país con el objetivo de aprender su lengua, de aprovechar el momento, vivir experiencias, etc. Estando tan lejos de tu casa, de tu zona de confort, ves como todo lo que te rodea es tan diferente que muchas veces da hasta miedo. Pero por otro lado, ahí afuera hay tanto mundo por descubrir que cada vez quieres viajar más y conocer nuevos rincones que aporten a tu vida……cosas enriquecedoras.

Sandra y su hermana Yolanda delante del Big Ben. Londres, 28 enero 2017
Sandra y su hermana Yolanda delante del Big Ben. Londres, 28 enero 2017

Para mí, esto ha sido y es algo más que un viaje, porque ha dejado una huella muy grande, la cual ha aportado momentos de felicidad, momentos difíciles y una experiencia que nadie me podrá quitar. Como bien dijo el filósofo San Agustín de Hipona, “el mundo es un libro y aquellos que no viajan sólo leen una página”. 

No hay comentarios

Deja un comentario