SHARE
Plaza de la Constitución de Minas de Riotinto.

POR JUAN CASTILLA NAVAS

En el último cuarto del siglo XIX con la llegada de los ingleses a Riotinto comienza la explotación a gran escala de estas minas. La necesidad de mano de obra hace que lleguen a la cuenca minera en busca de trabajo personas de toda España. La población obrera  crece de forma exponencial, se industrializan las explotaciones y comienzan los primeros conflictos entre los mineros y la Riotinto Company Limited.  A partir de 1874 aparecen las primeras publicaciones obreras en la provincia. Estas de ideología republicana y anarquista se editan precisamente en Riotinto . La primera en salir fue “El minero” el año 1874, pronto desapareció. Años más tarde (1884) comenzó a publicarse “El eco minero”. La existencia de estas publicaciones fue efímera debido a la falta de medios económicos y a la represión que sufrieron. En esta época comienzan las movilizaciones y protestas de obreros solicitando subidas salariales y mejoras en las condiciones de trabajo en los tajos.

Estas primeras movilizaciones estuvieron dirigidas por grupúsculos anarquistas llegados a las minas. En 1883 recaló en la Cuenca Minera un cubano de 28 años llamado Maximiliano Tornet Villarreal, nacido en la localidad de las Tunas (Cuba) en 1855. Por sus actividades en pro de la independencia de la isla las autoridades españolas lo consideran un rebelde de ideología anarquista, lo acusan de sedición y lo deportan a la península. Al poco tiempo llega a Riotinto para trabajar en la Compañía. Comenzó su actividad en los hornos de refino, pero aquejado por problemas de salud fue trasladado a los de fundición. Al cumplir perfectamente en su trabajo con un alto rendimiento, fue ascendido a cronometrador y poco después a pagador en la zona de calcinación donde estuvo unos tres años. El 1º de febrero de 1886 en la iglesia de Santa Bárbara de Riotinto, Tornet  con 30 años de edad, se casa con la gaditana María Loaiza García natural de Vejer de la Frontera que cuenta con 17 años. Se van a vivir a una casa de la calle Méndez Núñez (cerca del solar donde estuvo construida la antigua Plaza de toros de Minas de Riotinto), en esa casa nace  el 24 de enero  de 1887 el primogénito de la pareja Vaho Tornet García.

MaximilianoTornet y Villarreal.
MaximilianoTornet y Villarreal.

 

Según la Compañía,  en 1887 tiene los primeros problemas en el trabajo. Se le descubrió algún error en sus cuentas y fue trasladado a su antiguo puesto de apuntador.  A primeros de agosto fue sorprendido entregando propaganda “subversiva” a los obreros y el 2 de agosto fue despedido de su trabajo en la mina. Tornet siguió repartiendo panfletos y publicaciones socialistas a los trabajadores y el 31 de agosto de 1887 es detenido junto a su cuñado y enviado a la prisión de Valverde del Camino. El juez de Valverde al no encontrar delitos que imputarle y comprobar que su situación es legal pronto le deja en libertad. Tornet vuelve a la cuenca minera y continua con su actividad. Las autoridades locales le comunican que solo puede repartir propaganda en lugares públicos y da orden a la guardia civil de detenerle si es encontrado dentro de las propiedades de la Compañía. Pese a las medidas de presión de la RTCL y de las autoridades Maximiliano Tornet sigue con sus reivindicaciones de mejoras salariales y de las condiciones de trabajo de los mineros, así como solicitando la prohibición de las calcinaciones al aire libre (Teleras), ya que los días de “manta” (humos a baja altura) los mineros no pueden trabajar y no cobran. Reivindicaciones ignoradas por la Compañía que se niega a ceder a las peticiones de los obreros, lo que llevó a estos a convocar la tristemente célebre huelga del 4 de febrero de 1888.                                                                                                 Las  calcinaciones del mineral al aire libre además de un grave perjuicio para los trabajadores de las minas suponían una agresión al medioambiente, los humos afectaban a miles de hectáreas, perjudicando  a personas, animales y acabando con la vida vegetal.  Este sistema de obtención del cobre estaba prohibido en el Reino Unido antes de la llegada de los británicos a las minas de Riotinto. Los ingleses al ser un método menos costoso y por lo tanto más rentable lo utilizaban aquí para tratar el mineral con una baja ley en cobre (menos del 2%).  El mineral rico en cobre (mas del 2%) lo exportaban directamente al Reino Unido.  El poder, el dominio y los tentáculos de la Compañía llegaban tan arriba (el diputado al Congreso por el Distrito de Valverde del Camino Enrique Bushell Laussat estuvo siete años en la nomina de la RTCL) que los diferentes gobiernos españoles se plegaban a la presión y a los intereses de los britanicos. Toleraban y no prohibían “Las Teleras” a las que se oponían la gran mayoría de los pueblos de la comarca. Ante esta situación se creó en Zalamea la llamada “Liga Antihumos” que estaba formada por propietarios de tierras, agricultores, ganaderos y ciudadanos de la zona afectados. El Ayuntamiento de Riotinto era una de las pocas corporaciones que se negaban a prohibir las calcinaciones al aire libre debido a la gran influencia de la Compañía sobre sus miembros, la mayoría de los cuales (todos menos dos) eran empleados de  la Riotinto Company Limited.

 Plaza de la Constitución de Minas de Riotinto.
Plaza de la Constitución de Minas de Riotinto.

Como hemos dicho la RTCL hace oídos sordos a las protestas de la “Liga Antihumos” y a las reivindicaciones de los mineros en materia laboral y salarial.  La situación se complica y día tras día crece la oposición a la Compañía. Los trabajadores convocan huelga para primeros de febrero y una manifestación para el día 4. La “Liga Antihumos” ve en esta  convocatoria la oportunidad de hacer junto a los mineros una gran demostración de fuerza para presionar a la empresa  y obligar al Ayuntamiento de Riotinto  a que prohíba las teleras, por lo que no duda en adherirse a la huelga.

La mañana del  4 de Febrero de 1888 dos grandes manifestaciones partieron hacia Riotinto. La de los obreros de las minas encabezada por Maximiliano Tornet  partió de Nerva, y la de los “Antihumistas” con una banda de música y en tono festivo partió de Zalamea la Real. Más de 12000 personas en marchas pacíficas se unieron en la Plaza de la Constitución de Riotinto solicitando mejoras laborales y la supresión de las Teleras.  Un escuadrón del Regimiento de Pavía situado delante del Ayuntamiento esperaba a los manifestantes. Mientras, en el consistorio Maximiliano Tornet (en representación de los mineros), miembros de la liga “Antihumos” y  autoridades de Zalamea intentaban negociar con el gobernador civil y las autoridades locales una solución al conflicto. El gobernador se negaba a negociar y pedía a los manifestantes que marcharan a sus casas y disolvieran la concentración, amenazando que si no lo hacían los disolvería por la fuerza. Los huelguistas insistían en que no se moverían hasta que fueran atendidas sus peticiones.  Sin saber de dónde salió la orden, el cómo y el porqué, los soldados comenzaron a disparar y cargar de forma brutal contra una multitud indefensa y pacifica que aterrorizada intentaba escapar de aquel infierno.  Estos trágicos sucesos conocidos popularmente como “el año de los tiros” nunca se llegaron a esclarecer. El balance final de muertos y heridos nunca se supo. La versión oficial ofrecida por las autoridades, la Compañía y la prensa conservadora afín a la RTCL redujeron los terribles sucesos acaecidos aquel luctuoso día a un grave incidente que produjo trece muertos y treinta y cinco heridos. Testimonios de la época transmitidos por vía oral de generación a generación  aseguraron que hubo decenas de muertos y desaparecidos y cientos de heridos. La prensa republicana y progresista desmintió la versión oficial asegurando que hubo al menos entre 50 y 60 muertos y más de 100 heridos, responsabilizando de la terrible masacre al gobernador civil y al Teniente Coronel jefe del Regimiento de Pavía.  El diario republicano El País en su edición del 6 de Febrero de 1888 daba información de los sucesos bajo el titulo: “Sangre del Pueblo”. El periódico El Socialista de fecha 10-02-1888 en su primera pagina bajo el titulo: “Asesinos” hace un editorial sobre la tragedia  acaecida en la Plaza de la Constitución de Riotinto.

El Socialista. 10-02-1888
El Socialista. 10-02-1888

 

Y  Maximiliano Tornet. ¿Qué fue del activista, del cubano rebelde? Según contaron algunos, parece ser que en medio de la confusión producida por la carga de los soldados Tornet logró salir del Ayuntamiento, coger a su mujer y a su hijo y marchar a caballo hacia Zalamea donde estuvo escondido hasta que pudo escapar por la frontera de Portugal. La Compañía aseguro que no sabía nada del cubano y la guardia civil lo buscó por la zona con la orden de detenerlo. Otros contaron que Tornet  fue abatido por los soldados y junto a otros caídos enterrado clandestinamente en los terreros de la Compañía.

Vaho Tornet Garcia.
Vaho Tornet Garcia.

La Lucha de Tornet y los obreros de Riotinto fue la respuesta a los abusos de poder de la todopoderosa Riotinto Company Limited. Desde un principio las movilizaciones obreras tuvieron una motivación puramente laboral y de lucha por la mejora de las condiciones de trabajo en las minas. Pero los efectos nocivos y los daños que los humos de las calcinaciones producían a personas, animales y plantas, traían la ruina a propietarios de tierras, agricultores y ganaderos de la Comarca que terminaron uniéndose a los mineros en su oposición frontal a la Compañía al sentirse gravemente afectados  y al ver mermada su cuota de poder y su influencia en la zona.

Los directivos de la RTCL siempre negaron que existiera un conflicto laboral con los mineros y acusaron a los terratenientes y “antihumistas” de fomentar el descontento entre los trabajadores de las minas y de utilizar a Maximiliano Tornet  para provocar el malestar entre los mineros e incitar a estos a la huelga. La Empresa elude toda responsabilidad en el conflicto y no da crédito a que fueran causas laborales las que provocaron los trágicos sucesos del 4 de febrero de 1888. Carga la máxima responsabilidad en Maximiliano Tornet y lo tacha de “instigador” manipulado por los “antihumistas”. Para la RTCL, Tornet envenena y altera a los mineros poniéndolos del lado de propietarios, agricultores y ganaderos de la comarca, enfrentándolos a la Compañía (el historiador David Avery considera a Tornet como un agitador profesional).

Estudios y análisis realizados posteriormente sobre el conflicto muestran que fueron una conjunción de intereses y los continuos abusos de la Compañía lo que llevó a que mineros y  antihumistas se unieran contra la Riotinto Company limited. Maximiliano Tornet fue un pionero de las movilizaciones obreras en la cuenca minera de Riotinto.                                                                       Desde aquella época nunca más se supo de Maximiliano Tornet. ¿Logro escapar y salir de la Cuenca Minera? O cayó víctima de las balas asesinas. Las ultimas noticias parecen aclarar este enigma y confirman que Tornet logro escapar y salir del país hasta llegar a establecerse en Argentina.

Hace poco tiempo, personas inquietas, estudiosos e historiadores de la Cuenca minera, atraídos por la fascinante figura de Maximiliano Tornet, su vida, su lucha y su misteriosa desaparición, han seguido investigando sobre el tema y gracias a las redes sociales han podido contactar con familiares de Maximiliano Tornet.  Mari Paz Díaz Domínguez en el portal Huelvabuenasnoticias.com describe lo que les conto un nieto de los Tornet  llamado Belisario de 58 años y residente en Argentina. Según Belisario su familia le conto que su abuelo Maximiliano huyó de Zalamea la Real vestido de cura en compañía de su mujer y su hijo. Cruzo el “charco” y se estableció en la ciudad argentina de Paraná, donde residió hasta su muerte en 1904 (tenía 49 años). En Paraná Maximiliano Tornet tuvo tres hijos mas, dos varones (Palmiro y Hatuey Reynaldo) y una hembra (Mercedes). El primogénito Vaho Tornet García nacido en Riotinto ejerció de Notario en Paraná. Palmiro se alisto en la guerrilla y marchó a Paraguay donde murió. Hatuey Reynaldo se caso dos veces y tuvo 10 hijos, es el padre de Belisario Torné. La hija Mercedes murió  muy joven. Según Belisario más de cincuenta descendientes de Maximiliano Tornet viven hoy día en Argentina.                                                                                                                                                                                                                                                                                                 BIBLIOGRAFÍA DE CONSULTA:

Los Comienzos de la prensa obrera de Huelva en el siglo XIX (M. Paz Díaz Domínguez)

- Las Calcinaciones al aire libre en la provincia de Huelva.

- Los Sucesos de 1888 según los directivos de la RTCL (Mª Dolores Ferrero Blanco).

- Hemeroteca del diario republicano El País.

- Hemeroteca del periódico El Socialista.

- Hemeroteca del diario La Provincia.

- Portal Huelvabuenasnoticias.com

2 Comentarios

Deja un comentario