Recomendaciones sobre el sueño para niños

0
43

ESPERANZA GÓMEZ HARRIERO

Dormir es esencial para una salud óptima en niños/as y adolescentes. Por ello, los miembros de la Academia Americana de Medicina del Sueño han desarrollado una serie de recomendaciones sobre la cantidad de sueño que es necesario según las distintas edades.

Recomendaciones

Las recomendaciones ofrecidas hacen referencia a bebés de a partir de los 4 meses de edad. Esto es debido a que existe una amplia variación de la duración y los patrones de sueño en esta etapa que se consideran dentro de la normalidad. Por otro lado, no hay suficiente evidencia científica en estos primeros meses que asocie la cantidad de horas de sueño con las consecuencias en la salud.

  • Los bebés de 4 a 12 meses deberían dormir de 12 a 16 horas al día (incluidas las siestas) de forma regular para promover una salud óptima.
  • Los/as niños/as de 1 a 2 años de edad deberían dormir de 11 a 14 horas al día (incluidas siestas) de forma regular para promover una salud óptima.
  • Entre los 3 y los 5 años de edad deberían dormir de 10 a 13 horas al día (incluidas las siestas) de manera regular.
  • Entre 6 y 12 años, deberían dormir de 9 a 12 al día para promover una salud óptima.
  • Los/as adolescentes de 13 a 18 años tendrían que dormir de 8 a 10 horas al día.

Beneficios de cuidar las horas de sueño

Dormir el número de horas recomendadas se asocia con mejores resultados de salud, incluyendo mejor atención, comportamiento, aprendizaje, memoria, regulación emocional, calidad de vida y salud mental y física.

Dormir de manera regular menos del número de horas recomendadas se asocia con problemas de atención, de comportamiento y de aprendizaje. El sueño insuficiente también aumenta el riesgo de accidentes, lesiones, hipertensión, obesidad, diabetes y depresión. En adolescentes, se asocia con un mayor riesgo de autolesiones, pensamientos suicidas e intentos de suicidio.

Dormir regularmente más de las horas recomendadas, a su vez, también puede estar asociado con resultados adversos para la salud como hipertensión, diabetes, obesidad y problemas de salud mental.

Si te preocupa que tu hijo/a esté durmiendo demasiado poco o más de lo que consideras adecuado, no dudes en consultar a los profesionales sanitarios para la evaluación de un posible trastorno del sueño.

Sueño saludable

Los hábitos de sueño saludables requieren una duración adecuada, buena calidad y regularidad. La duración del sueño es una medida de las medidas más frecuentemente investigada en relación con la salud. La evidencia actual apoya las recomendaciones generales que aquí se dan sobre el número adecuado de horas de sueño diarias. La variabilidad individual en la necesidad de horas de sueño está influenciada por factores genéticos, conductuales, médicos y ambientales. Una comprensión más clara de los mecanismos biológicos exactos que subyacen a la necesidad del sueño requiere de más investigación científica. Pero, por el momento, estas recomendaciones crean una base para aumentar la conciencia y mejorar la comprensión de los efectos del sueño sobre la salud.

Referencias

  • Academia Americana de Medicina del Sueño
  • Paruthi, S.; Brooks, L. J.; D’Ambrosio, C.; Hall, W. A.; Kotagal, S.; Lloyd, R. M.; Malow, B. A.; Maski, K.; Nichols, C.; Quan, S. F.; Rosen, C. L.; Troester, M. M. & Wise, M. S. (2016, junio 15). Recommended Amount of Sleep for Pediatric Populations: A Consensus Statement of the American Academy of Sleep Medicine. Journal of Clinical Sleep Medicine, 15(6), pp.785-786.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here