Lucas Macías , de nuevo en la Filarmónica de Berlín

18
14710

Si para cualquier niño o joven de este mundo es una gran ilusión, caso de gustarle el fútbol, pertenecer algún día a las canteras del Barcelona o Madrid, a los que les gusta la música clásica tienen su correspondencia en la Filarmónica de Berlín.

Esta emblemática orquesta, que el pasado 1 de mayo cumplió la friolera de 130 años, ha sucumbido a las batutas de los más grandes mitos de la dirección orquestal: Bülow, Nikisch, Furtwängler, Karajan, Abbado y en la actualidad Rattle; todos ellos como directores titulares si bien su gran impulsor (que la dio a conocer a todos los rincones del mundo ) fue Herbert von Karajan quien estuvo a su disposición nada más y nada menos que 34 años.

Karajan, dotó a la orquesta de tanto prestigio y amplió su conocimiento a cotas insuperables. Por eso, es la gran obsesión de cualquier aspirante a músico el pertenecer, algún día, a tan singular y excelsa formación musical.

Lucas Macías Navarro, no escapó a este influyente atractivo y desde muy temprana edad (12-13 años ) ya la mencionaba como uno de sus sueños predilectos. Pero el romance no se consumaría como realidad hasta el verano de 2003, cuando previa superación de una durísima prueba consigue ingresar en la Academia Karajan de la Filarmónica de Berlín ( cantera musical de la orquesta ) por propios méritos; se convierte en un becario de esta centenaria formación para realizar un máster de música orquestal y de cámara que le llevaría dos cursos 2003/2004 y 2004/2005.

 Ser canterano de la berlinesa, le permitiría recibir clases de sus reconocidos solistas, consejos de sus directores, hacer música con compañeros concienzudamente seleccionados, asistir a los conciertos en directo de la Filarmónica y por último, si superabas el examen final, tener un diploma de capacidad musical orquestal de reconocidísimo prestigio en toda Europa. A los más destacados, aquellos que a medida que avanza el máster, se les adivina un excelente futuro como artistas, se les permite, en ocasiones, tocar en público con la orquesta profesional para asentar más su profesionalidad. En este último sentido, nuestro músico fue llamado en varias ocasiones incluso existen grabaciones televisivas que así lo autentifican.

Pero, la mayor alegría para Lucas en este su romance con la orquesta berlinesa, ocurrió en mayo del pasado año; en la citada fecha, fue contratado para actuar en 5 conciertos  como solista de oboe en papeles, además, muy determinantes por su extremada delicadeza como es el caso de la grabación en DVD de la Canción de la Tierra de Gustav Mahler ( que se asemeja mucho a un concierto para oboe y gran orquesta ). La crítica musical berlinesa recogió su actuación como la de un excelente artista, auténtico líder del viento madera y le rindió los honores de un gran profesional.

 Como consecuencia de todo esto, hace unos días, ha recibido un nuevo requerimiento para interpretar como solista con los berlineses los próximos días 8, 9 y 10 de junio en un programa eminentemente de música checa y bajo las órdenes del director letón Mariss Jansons.

Todo un lujo para Valverde, contar con este talento musical que recorre diariamente cualquier rincón del mundo llevando el nombre de nuestro pueblo y que a sus 33 años tiene aún mucho que hacer y decir en este selecto mundo del virtuosismo musical.

Bravo, Lucas, y enhorabuena por tus éxitos que son también los nuestros.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here