La Seca, la dehesa amenazada

0
354

Hoy traemos a estas páginas imágenes que muestran los graves daños que produce “La Seca” en nuestra dehesa.

Desde la década de los ochenta (cuando aparecen los primeros síntomas del calentamiento global), se comienzan a observar en gran parte de las dehesas del cuadrante suroccidental de la península ibérica un incremento del fenómeno denominado “La Seca de los Quercus”. Una enfermedad que afecta cada vez con mayor intensidad a las encinas y alcornoques y que termina provocando la muerte del árbol (en los últimos años se han perdido cerca de 2 millones de árboles en Andalucía occidental).

Valverde tiene unas 3000 Has. de dehesas (el 13,5% de su término), “Las Capellanías” es la zona de mayor extensión (más de 2000 Has.) situada al sureste de la población, entre la CN-435 y la Ribera de Valverde. Varias partes de la misma se encuentran afectadas por “La Seca”: el paraje de la coneja, la solana que baja de los Gabrieles al Zau, algunas zonas del Garduño y terrenos colindantes con la Fuente del Berecillo son algunas de ellas.

El principal causante de esta enfermedad es un hongo de suelo denominado Phytophora cinnamoni, que cuando encuentra condiciones ambientales favorables incrementa su actividad, invade las raíces del árbol anulando en estas la capacidad de absorción del agua y la humedad lo que provoca un deterioro progresivo del mismo, las hojas amarillean, comienzan a secarse provocando la muerte lenta de la encina. ¿Que factores han influido para despertar a este “monstruo”? Según los estudios realizados por diversas universidades de Andalucía y Extremadura son múltiples los factores que influyen en potenciar la acción de este hongo que lo convierten en una seria amenaza para el ecosistema de la dehesa. Los más relevantes son: el aumento de las temperaturas medias y las prolongadas sequias (provocadas por el cambio climático), las malas prácticas silvícolas (podas excesivas o inadecuadas) la sobreexplotación de las fincas, la excesiva roturación de la tierra y la falta de regeneración de la dehesa. Todos estos factores forman un coctel letal que produce un desequilibrio en la dehesa que favorece la actividad del hongo poniendo en peligro el futuro de la misma y con ello la supervivencia de un buen número de especies que forman parte de este ecosistema. También está en juego el futuro de industrias como la del cerdo ibérico de bellota y la del corcho.

Ante un problema tan complejo donde influyen tantos elementos, la solución no es nada fácil. No existen pócimas mágicas, ni se tiene todavía una solución para acabar con esta enfermedad. Las Universidades de Huelva y Córdoba llevan años investigando sobre este asunto, han elaborado un catalogo sobre las zonas afectadas y promueven la regeneración de las mismas repoblando con ejemplares genéticamente más resistentes al hongo.

Diversos colectivos denuncian la pasividad de la Junta de Andalucía ante este gravísimo problema (en 2010 se aprobó la Ley de La Dehesa que en la práctica ni se dota de recursos suficientes ni se aplica).Para tener éxito contra esta enfermedad se necesita una estrecha colaboración de la Administración con las distintas instituciones que luchan para que no se pierda 1Ha. mas de dehesa, que trabajan para erradicar esta lacra que está poniendo en peligro a nuestro ecosistema por excelencia, el más equilibrado y el de mayor valor social, ecológico y medioambiental.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here