IU propondrá en Pleno la creación de un banco de alimentos.

    0
    386
    Moción de IU.

    La globalización neoliberal, estrategia del capitalismo de las últimas décadas basada en la generación de valores  financieros especulativos, maximizando la ganancia, ha provocado algunos de los mayores niveles de exclusión social jamás conocidos, reflejado en índices astronómicos de pobreza, hambre y enfermedades.

    Este modo de producción ha ido sumergiendo de manera progresiva a no menos de 4 mil millones de seres humanos en la pobreza (PNUD). Por ello, decir que el capitalismo tiene “etapas” buenas y otras malas, es obviar los indicadores estadísticos más básicos (PNUD, ONU, FAO etc.) que indican el genocidio que deviene del funcionamiento lógico del sistema. Así, las hambrunas, guerras y enfermedades, empujan a millones de personas a muertes evitables.

    El sistema, en sus caídas y auges, no resuelve ningún problema estructural de la sociedad (empleo, hambre, miseria etc.) sino que los agrava. Cada ciclo trae consigo una estela de mayor depauperación y pobreza. Cada ciclo trae consigo una sensible baja salarial, que empeora los niveles de vida de la población y relanza la acumulación capitalista, al llevar los salarios a niveles inferiores a su productividad.

    España es, hoy por hoy, una economía muy vulnerable: se ha agotado el modelo de crecimiento de los últimos años, sustentado en el consumo sin respaldo real y la construcción. Además, la falta de flexibilidad a las perturbaciones financieras y reales, causada por nuestro modelo de crecimiento, nuestra falta de competitividad y la dependencia energética con respecto al petróleo que sufre nuestro país, ha agudizado la crisis.

    La presente crisis económica es la causa de que muchas personas pierdan su empleo y el modo de sustento para sus familias. La crisis ha pegado con fuerza en nuestra ciudad. Los contratos terminan y entonces se acude a las prestaciones sociales y cuando el paro se agota se acude a centros como

    los comedores gratuitos. Parejas jóvenes que se acaban de quedar sin trabajo, con hijos e incapaces de hacer frente a la hipoteca; familias que antes tenían que apretarse el cinturón para llegar a fin de mes y que ahora, simplemente, no llegan, forman el nuevo perfil de demandante de ayudas sociales.

    Los datos actualizados sobre la evolución de las demandas de ayuda recibidas en los últimos meses y el perfil de las personas que se está atendiendo a través de los servicios de acogida recogen que el número de demandas ha aumentado más del 50 % con relación al año anterior y los mayores incrementos se han registrado en los programas de familia, acogida, inmigrantes y empleo. Por tipo de ayuda, las peticiones se dirigen, sobre todo, a comprar alimentos, afrontar los gastos de la vivienda (alquiler, luz, agua, plazos de hipoteca), ropa y calzado, educación y formación, transporte y gastos sanitarios.

    En cuanto al perfil de las personas que están acudiendo a los servicios de ayudas sociales, se confirma que muchas de ellas vienen por primera vez: son personas que han pasado de la vulnerabilidad a la pobreza, afectadas principalmente por el paro creciente. En su mayoría se trata de mujeres solas con cargas; mujeres inmigrantes reagrupadas de 40 o más años que buscan trabajo por primera vez; hombres en paro reciente procedentes de empleos de baja cualificación de los sectores de la construcción y la hostelería, muchos de ellos inmigrantes con autorización de trabajo; familias jóvenes (20 a 40 años de edad) con niños pequeños; y casos de mujeres mayores con pensiones no contributivas o pensiones mínimas que no llegan a cubrir necesidades básicas; así como inmigrantes en situación irregular que han visto endurecidas sus condiciones de vida.

    En este momento de crisis se han puesto al descubierto las lagunas del sistema de protección social, es obligado exigir, ampliar y articular el sistema de protección, especialmente a nivel no contributivo y equiparar sus niveles a los de la media de la UE y a los que corresponden realmente a España con relación a su Producto Interior Bruto.

    A la vista de la situación, y de que los efectos de la crisis se están superponiendo a graves problemas de pobreza estructural y por todo lo expuesto anteriormente,

    el Grupo Municipal de Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Valverde del CaminoPROPONE:

    Primero.- Hacer un llamamiento al conjunto de las organizaciones políticas, sindicales, medios de comunicación y en definitiva a la sociedad valverdeña a participar, desde el encuentro y la unidad, en una semana solidaria que tenga como objetivo recabar cuanta ayuda alimenticia sea posible y hacerla llegar al Banco de Alimentos de Valverde del Camino, para que éste la distribuya entre aquellas personas que se encuentren en situación más precaria.

    Segundo.- Animar a los cargos institucionales así como al personal funcionario y laboral de las distintas delegaciones, distritos, empresas y organismos autónomos, que conforman el Ayuntamiento de Valverde del Camino, a participar de forma activa en la recogida de alimentos.

    Tercero.- Constituir una comisión que se encargue de organizar cuantas acciones sean necesarias para la mencionada recogida de alimentos y su posterior distribución, siendo trabajadores sociales quienes determinen que usuarios tengan derecho a este recurso.

    Cuarto.- Llamar a la colaboración entre otras entidades sin ánimo de lucro como Cáritas, Cruz Roja u otras similares.

    Quinto.- Que todas las fuerzas políticas puedan tener acceso a la gestión para verificar su eficiencia.

    Valverde del Camino, a 08 de mayo de 2012

    Dejar respuesta

    Please enter your comment!
    Please enter your name here