Friedrich Engelbrecht, ¿un nazi en Valverde?

    0
    283

    Friedrich Engelbrecht nació en Hohenborstel, Hannover, el 5 de agosto de 1911. Trabajó como fotógrafo en Valverde del Camino durante la guerra civil, en los años 1937 y 1938, con estudio en la calle Real de Arriba nº 83, realizando numerosos retratos de los soldados nacionales que partían hacia el frente y fotos para el “carnet de circulación”, un librito de cartón de dos páginas, en la izquierda la foto y en la derecha los datos. Se trataba de un documento individual y obligatorio para aquellas personas que querían ir al campo o circular fuera de la población. En 1939 se trasladó a Huelva, montando su estudio “Foto Cine” en el Paseo de la Independencia nº 38, cerca de la Plaza de Toros.

    Friedrich Engelbrecht  fotógrafo alemán en Valverde
    Friedrich Engelbrecht, fotógrafo alemán en Valverde, durante la guerra civil y luego en Huelva, en los primeros años de la guerra mundial. Inscrito en el consulado, el 1 de marzo de 1937 (Ficha del consulado alemán. Col. Jesús Copeiro).

    El valverdeño Diego Calero Parreño, que aprendió el oficio con el fotógrafo Francisco Alloza, en Huelva, recuerda al alemán: Era un tipo joven, tirando a rubio, de estatura media-alta, simpático y educado, elegante y bien parecido, que residía en la calle General Queipo de Llano nº 20 (hoy calle Rico). Trabajaba solo y no alternaba con los demás fotógrafos, era un poco raro. Vestía siempre con corbata y americana, solía cambiar de traje según la época estival y eso en aquellos años no era corriente, por lo que debía manejar dinero, un dinero que lógicamente no podía provenir de los trabajos fotográficos de estudio, pues hacía pocos. La fotografía debía servir de pantalla de alguna otra actividad que realizara al servicio de Alemania, así lo pensaba mi jefe Francisco Alloza. Al parecer murió envenenado, eso fue al menos  lo que se comentó entonces. La policía encontró el cuerpo en su casa, en una salita donde se habían tomado unas copas, tres vasos y un platito con aceitunas estaban muy próximos. Entre sus cámaras figuraba una Leika alemana de treinta y seis fotos, la mejor de su época, con obturador de cortinillas para intercambio de sus tres objetivos, incluyendo un teleobjetivo para larga distancia. También tenía una Linfot inglesa para fotos de estudio, con trípode, que empleaba grandes placas de cristal.

    También María López Ramos y su esposo, el alemán Hermann Vietsch, fueron clientes de Friedrich Engelbrecht, que les entregó el 21 de junio de 1940 unas fotos que habían encargado. A los pocos días falleció de una angina gangrenosa -afirma María López- pero no notamos que estuviera enfermo. Friedrich Engelbrecht falleció el 5 de julio de 1940 en su domicilio, a los veintinueve años, soltero, víctima de gangrena de la faringe, según figura en el Registro Civil. Fue enterrado en el cementerio británico de la ciudad, sepultura A-9 y aunque no existe lápida en el suelo, sí aparece una placa con su nombre en la pared.

     

    Friedrich Engelbrecht
    Soldados del 9º Batallón del Regimiento Pavía nº 15 fotografiados en noviembre de 1937, en el patio de la casa de Pedro Niño, en la calle Real de Arriba, donde tenía el estudio y estaba alojado el fotógrafo alemán Friedrich Engelbrecht. Los soldados -sevillanos y cordobeses- se retrataron con un grupo de valverdeñas de la calle Real de Arriba y de la calle del Duque. En el centro, el valverdeño Juan Macías Gago, empleado del ferrocarril de Buitrón, con uniforme ferroviario. A su lado Rosenda Domínguez Batanero, Pepita Contioso Marín y Josefa Domínguez Batanero. Sentadas, de izquierda a derecha: Manuela Santos Cejudo, Concha Pineda Santos, Rosenda Corralejo Batanero, Mª Jesús Domínguez Batanero, Petra Corralejo Batanero y Rosario Malavé Conejo. En la fila delantera los niños José Ramírez Corralejo y Agustín Santos Cejudo (Fotógrafo Friedrich Engelbrecht).

    Referencias: Diego Calero Parreño, 9-10-1993; María López Ramos, en Huelva, 13-3-1992, 23-5-1992, 15-9-1992 y 18-10-1995; Archivo Registro Civil Huelva. Defunc. Tomo 157, fol. 30, nº 550; Ramírez Copeiro del Villar, Espías y neutrales, p. 70; Consuelo Domínguez Domínguez, In Loving Memory, p. 302.

     

    Dejar respuesta

    Please enter your comment!
    Please enter your name here