FE DE ERRATAS: José Manuel Macías Romero

    0
    9388

    Les dejamos un artículo íntegro de José Manuel Macías Romero, con objeto de subsanar un error en la maquetación de Facanías, ya que se ha publicado cortado.

    SIN TREGUA, EL COLECCIONISTA DE SUEÑOS-REALIDADES

    “Ves cosas y dices: ¿Por qué? Pero yo sueño cosas que nunca fueron y digo: ¿Por qué no?

    George B. Shaw.

     

    Cuando animosos compases de Vivaldi junto a infantiles melodías de Mozart te enseñan, en los primeros meses de tu vida, entre otras cosas a controlar el desmesurado apetito con que la naturaleza te dotó; cuando tu precaria armónica de plástico (para tu particular lenguaje: “la fufata”) en continuados intentos por sacarle sonidos te hieren las comisuras de los labios hasta el punto de sangrar; cuando las agujas de hacer punto de tu madre producen pequeñas durezas en tus delicadas manos infantiles como consecuencia de los reiterados intentos por sacar simples ritmos en tu insistente percutir contra un tambor de detergente: No puede ser extraño soñar en clave musical!

    Pero… soñar, es de las pocas cosas que quedan en esta vida por la que no se nos pide dinero (al menos, de momento). Dar rienda suelta a la imaginación para liberar nuestros pensamientos en proyectos futuros no nos produce, que se sepa, ningún desgaste material o psíquico. Sigue siendo por tanto una actividad humana, que en el peor de los casos, te deja como estabas antes de iniciarla.

    Pero, cosa diferente es, ligar la imaginación soñadora con un fuerte compromiso de voluntad por alcanzar logros con los que llenar tu vida, ser feliz y como consecuencia hacer felices a los demás. En este caso, además de dinero puede costarnos: sangre, sudor y lágrimas.

    Este es el paradigma del “coleccionista de sueños-realidades” que hoy les presento.

    Salió de Valverde como lo que era, un niño, con unos estudios recién terminados y su premio de honor incluido; no sabía más que su lengua materna y portaba una maleta cargada de sueños. Hoy, se ha convertido en un joven, defendiéndose a la perfección en seis idiomas diferentes y siendo conocido y reconocido en multitud de países de todo el mundo como lo prueban los muchos ciudadanos que pasan por los camerinos al finalizar los conciertos para agradecerles sus buenas maneras artísticas musicales.

    Soñó con la Orquesta Joven de Andalucía, con la Joven Orquesta Nacional de España, con la Joven de la Comunidad Económica Europea, con la Joven Gustav Mahler (orquesta de Europa occidental y oriental), con ganar concursos de ámbito mundial: (Sony Music Foundation de Japón) Tomassini de Italia y Jóvenes Interpretes de Suiza,  con tocar en las mejores orquestas del planeta: Filarmónica de Berlín, Royal Concertgebouw de Amsterdam, Festival de Lucerna y Orquesta Mozart de Italia, de estas tres últimas, miembro fijo. Con conocer de forma familiar a los más ilustres representantes de la dirección orquestal: Abbado, Harnoncourt, Rattle, Boulez, Jansons, Haitink, Baremboim, etc. Con pisar como artista los más “sagrados” escenarios del mundo, esos que te pueden conducir a la gloria más exquisita, o, si tienes la noche mala, provocarte una profunda depresión que puede acabar con tu vida profesional para el resto de los días. En este sentido, son conocidas sus actuaciones exitosas, según la prensa especializada en: La Filarmonía de Berlín, Musikverein de Viena, Scala de Milán, Santa Cecilia de Roma, Teatro Real de Madrid, Concertgebouw de Amsterdam, Albert Hall de Londres, Carnigie Hall de Nueva York, Sala Pleyel de Paris y La Fenice de Venecia entre otras.

    Igualmente soñó con hacer grabaciones discográficas en formatos CDS y DVDS y en el mercado están; con dedicar algún espacio a la formación de futuros artistas, Zaragoza y La Haya dan acogida a su doctrina de forma permanente y en cualquier lugar del mundo las magistrales impartidas de forma ocasional.

    Un día comenzó a soñar en ocupar la cátedra de su profesor en la ciudad alemana de Freiburgo in Brisgovia cuando éste se jubilara. Ha ganado la oposición recientemente y el próximo curso 2012-2013 comenzará este nuevo proyecto. Ahora, sigue soñando porque ese es su sino; para él la vida sin sueños carece de sentido y lo hace con mejorar, el ya alto listón que dejó Heinz Holliger (su profesor) en la institución docente alemana, convirtiendo su clase en un crisol de culturas diversas para dar oportunidades a todos pero, en especial, a esos jóvenes de escasos recursos económicos que cuenten con una pizca de arte en sus venas como fue su caso; principio éste, en el que no perdona un momento de relajación.

    Intuyo que en su vieja maleta de “sueños” y en el departamento de “largo plazo” queda al menos uno que ya ha puesto a trabajar sus neuronas pero como los buenos vinos, requieren su tiempo para ser servidos adecuadamente. Estaremos atentos por si hubiera que contarlo.

    Cuando mentalmente le llegan los “bajones”, propios como humano de quien tiene una vida tan agitada y exigente en lo artístico por sus compromisos con el público bien  en directo o a través de las televisiones y radios, hace suya una frase que un día le leyó al gran maestro Aristóteles: “Considero más valiente al que conquista sus deseos que al que conquista a sus enemigos, ya que la victoria más dura es la victoria sobre uno mismo.”

    Este es su lema filosófico, el que desde tiempo le proporciona las fuerzas necesarias para afrontar en su trayectoria profesional los inevitables momentos de desencantos y frustraciones que a todos los que se encuentran en su misma situación inexorablemente les llegan.

    Si algún día, soñador, se acabaran los sueños de tu maleta o bien te fallaran las fuerzas para hacerlos realidad, no te preocupes, tu cometido está ya más que realizado, has superado con creces las expectativas artísticas-profesionales que todos los que te conocen han depositado en ti; no se te puede pedir más, con conservar lo que tienes, ya vas muy bien servido tanto tú, como la sociedad a la que perteneces y te entregas; absolutamente nadie en este país y en tu especialidad, ha llegado tan lejos como los has hecho y sigues haciendo. Sabes perfectamente, que  no se debe detener la corriente del río pero, si algún día, decides pararla, estará suficientemente justificado y nadie te podrá reprochar nada.

    Llevo muchos años ejerciendo de tu más encarnizado crítico, tarea que probablemente no abandonaré mientras me duren las fuerzas pero hoy tocaba, por un momento, abandonar tanta acidez para ofrecerte este pequeño tarrito de miel. ¡Disfrútalo porque te lo mereces!. Puede que este gesto, sabedor de quien viene, sea para ti más importante que el mayor de los aplausos.

                       A Lucas Macías Navarro por sus valores humanos y profesionales.

     

    Dejar respuesta

    Please enter your comment!
    Please enter your name here