EDITORIAL. Cuestiones pendientes

    0
    400

    Ya la duda se ha resuelto. Ya sabemos que la alcaldesa prefiere continuar en la alcaldía de Valverde y renunciar al escaño en el Parlamento andaluz, y con ello a un suculento salario y a otros beneficios derivados del cargo. Pero ¿realmente renuncia López a todas las prerrogativas? Que se sepa, ha renunciado a las anteriores, pero continúa siendo número dos del partido en Andalucía, ya que aún ostenta el cargo de secretaria general de la formación andaluza del partido.

    En sus manifestaciones públicas, López siempre se ha jactado de poseer un sentimiento de pertenencia a Valverde y de un amor desmedido por este pueblo. Por esta misma razón, no es extraño que muchos vecinos no entiendan cómo es posible que haya tardado tanto en tomar tal decisión.

    De otro lado, también anida en el pensamiento de muchos el poco convencimiento de si la decisión tomada por la alcaldesa responde a sus verdaderos deseos. Cabe pensar que estamos ante una estrategia política. Quizá muchos vecinos piensen que López ha optado por la alcaldía por una cuestión de rédito político, de no quedar como una incongruente ante los vecinos que la auspiciaron en mayo de dos mil once a la alcaldía. Tal vez haya pensado junto con su equipo de gobierno y los altos cargos del partido que el tomar esta decisión en este momento puede suponerle una ventaja política de cara a las futuras municipales. Después de las elecciones, su presencia en el equipo de gobierno puede ser muy dudosa.

    En cualquier caso, lo que sí se ha echado en falta es la ausencia de comparecencia de López al respecto y que haya sido el presidente del partido en Andalucía, Moreno Bonilla, quien haya dado a conocer esta noticia, y que a nivel local lo haya hecho el portavoz del gobierno, Manuel Cayuela, situándose ella en un segundo plano.

    Ya sabemos que López agotará su legislatura al frente del consistorio, pero ¿será la futura candidata a la alcaldía en mayo? De ser así y ganar las elecciones, ¿continuará presidiendo el Ayuntamiento, o cederá el testigo a alguno de sus concejales? Si es así fuese, ¿cómo se lo explicaría a sus vecinos? Para resolver todas estas cuestiones aún quedan algunos meses, lo que sí queda claro es que mientras tanto el pueblo de Valverde y los valverdeños, sin excepción alguna, deben ser su verdadera prioridad y merecen una gestión transparente y clara.

    Dejar respuesta

    Please enter your comment!
    Please enter your name here