Antiguos poblados mineros : Poderosa

3
693

A unos 10 kilómetros al norte de Zalamea la Real, en el término municipal del Campillo, se encuentra Mina Poderosa, una explotación que en su día perteneció a The United Alkali Company Limited. Situada en una pequeña meseta junto a la sierra del Capacho, entre los ríos Odiel y Tintillo, rodeada por varios yacimientos mineros tan abundantes por esta zona (Cobullos, Buitrera y Soloviejo de Manganeso. Concepción, San Eduardo, Esperanza y San Platón de piritas). Poderosa como otros afloramientos de la Faja Piritica Ibérica, fue explotada desde tiempo inmemorial. A levante de la Mina Vieja se encuentran dos socavones (nivel 170 y nivel 180 mt.), varios pocillos y un escorial romano. La explotación tiene una superficie de 98 Has con nueve concesiones mineras: Poderosa, Apetecida, Margarita, La Oculta, Buenavista, San Nicolás, Caridad, Iberia y Beatriz.

Para visitar Poderosa se pueden seguir varias rutas todas de gran interés paisajístico, para mí, las más interesantes son las que recorren el tramo de la antigua vía del Ferrocarril. La primera de unos 8 Km parte desde Mina Concepción por la antigua vía dirección Zalamea, pasamos por las antiguas instalaciones de la mina San Platón y por el embarcadero de mina Esperanza-Angostura hasta llegar al puente de Chapa, pasado el puente tomamos la pista que por la izquierda sube hasta Poderosa. Otra ruta (10 Km.) nos lleva desde Zalamea la Real por el ramal del primitivo ferrocarril a Poderosa, pasamos La Fija, el plano inclinado y el Rio Tintillo, tomamos el trazado de la antigua vía (el de la derecha) hasta llegar a Poderosa. Este recorrido tiene una dificultad media por las pendientes que hay que salvar. Pasado el rio Tintillo y hasta que llegamos a la mina, nos encontramos con una extensa repoblación de pinos llevada a cabo por la Junta de Andalucía en aplicación de políticas públicas de repoblación y regeneración de terrenos ácidos y degradados. Al llegar a Poderosa se experimenta un brusco contraste entre el verde intenso de los pinos y el cráter de la corta que como en un paisaje “marciano” destacan los tonos ocres, amarillos, grises, pardos y rojizos, típico de estas explotaciones mineras, desprendiendo el característico olor a azufre.                                                                                                                     
Después de la época de la explotación romana, la minería en la provincia se sumió en un larguísimo periodo de letargo y ostracismo que salvo raras excepciones se mantuvo hasta bien entrado el siglo XIX. En la segunda mitad del XIX llegó el despertar de la minería en la Faja Piritica Ibérica. La segunda Revolución Industrial estaba en auge en el continente, la industria química y metalúrgica demandaba gran cantidad de materias primas entre ellas azufre y cobre. Las minas de cobre inglesas y el azufre italiano tras largos años de explotación presentaban graves síntomas de agotamiento, no podían abastecer la gran demanda de estas materias primas lo que convirtió a nuestras piritas en objetivo prioritario del capital extranjero. Inicialmente las primeras explotaciones (Riotinto, San Miguel, Poderosa, Concepción) fueron registradas y explotadas por propietarios e inversores españoles. Para que el negocio de las piritas fuera rentable se necesitaba resolver dos graves problemas: el del transporte del mineral y la falta de la tecnología necesaria para la explotación a gran escala de las minas.

En la segunda mitad del siglo XIX la economía española pasaba por una situación muy delicada, prácticamente estaba descapitalizada y en bancarrota por lo que era imposible acometer las grandes inversiones necesarias para la explotación de los yacimientos mineros. El capital privado español se limito con la “mínima” inversión a explotar con pocos recursos las minas cercanas a los lugares de embarque del mineral o las vetas de mayor ley ricas en cobre y azufre, así podían garantizar la rentabilidad de la inversión. Ante esta situación el Gobierno de España tomo medidas liberalizadoras de la economía y dio facilidades para que el capital foráneo desembarcara en nuestra provincia y Compañías extranjeras compraran y arrendaran para su explotación la gran mayoría de yacimientos mineros, lo que supuso el resurgir de esta industria. Se iniciaba la época “dorada” (80 años) de la minería onubense.

En la Estadística Minera de España del año 1864 se reseña lo siguiente: La ley media de los minerales que se explotan en las minas de cobre de la provincia de Huelva se puede fijar en el 3%, siendo los de mayor ley los de Poderosa, cuya ley media es del 7% y en algunos casos llega hasta el 17%, los de menor ley los de Castillo-Buitrón que no pasan del 1,5%. Como vemos mina Poderosa era de las más ricas de la provincia en cuento a ley en cobre se refiere, lo que la hacía atractiva para los inversores. Ya en 1857 figuran como propietarios de Poderosa unos señores pertenecientes a la burguesía catalana, la familia Santaló, con grandes intereses en Cataluña y Sevilla, con inversiones en navieras, bancos y minas. Los primeros trabajos en Poderosa se llevaron a cabo en las antiguas labores romanas, la explotación se realizo mediante galerías y pilares que llevaban a la llamada Mina Vieja, zona donde se extraía el mineral con mayor ley en cobre. El método empleado para la obtención del cobre era el de calcinación al aire libre que dejaba gran cantidad de morrongos que eran acumulados en montañas. Hasta 1870 se trabajó en la zona de la Mina Vieja y en el filón Sur llamado también San Valentín, este año se descubre al noroeste del filón sur un nuevo yacimiento que es llamado filón Norte o San Bernardo de mayor potencia que el de la Mina Vieja. En 1871 Ricardo Santaló (que después seria vicepresidente de la Cámara de Comercio de Sevilla) aplicó en Poderosa un método patentado por él para la obtención de matas de cobre negro a través de la calcinación del mineral. El producto obtenido de la calcinación se tostaba junto con carbonilla en hornos para obtener el cobre negro. Los obreros que trabajan en el establecimiento minero vivían en chozos y casas construidas de piedras y adobe, se encontraban situadas unas al norte y otras al sur de lo que hoy es la corta. En esta etapa la producción oscilaba entre 3000-4000 tm/año. Desde la mitad del XIX hasta 1874 (año que se vendió la mina a los ingleses) se extrajeron de Poderosa unas 45.000 tm de mineral.

En 1873 entra en escena un personaje poco conocido pero fundamental para la construcción del ferrocarril y la modernización de las explotaciones mineras: Frank Clarke Hills, de nacionalidad inglesa. Nacido el año 1807 en el condado de Essex, hizo fortuna como fabricante de productos químicos, propietario de la Deptford Chemical Works, hizo sus pinitos como inventor fabricando automóviles de vapor, en 1871 compro un importante paquete accionarial de Industrias Siderúrgicas Támesis, también tenía intereses en la construcción naval y la minería. Se caso con Anne Hellen Rawlings y tuvo cinco hijos, tres varones y dos hembras, adquirió en 1874 las minas Poderosa y Concepción y construyo el ramal del ferrocarril Empalme-Zalamea la Real inaugurado en 1875 y el ramal Zalamea la Real- Poderosa (1876), línea de 762 mm por la que circularon los llamados tranvías. La llegada del tren a Poderosa fue un gran impulso para la ampliación de la explotación minera. En 1891 la Buitron&Huelva Railway and Minerals Cº Ltd. quiebra por lo que sus bienes (ferrocarril y minas) pasan a manos de su mayor acreedor Frank Clarke Hills que muere al año siguiente a los 85 años dejando un patrimonio en bienes muebles por un valor de un millón novecientas cuarenta y dos mil ochocientas treinta y seis libras esterlinas. En 1893 se funda la Frank Clarke Hills& cº y en 1895 fallecen sus dos hijos mayores Frank Ernest Hills y Edward Henry Hills, siendo el menor de los varones Arnold Frank Hills con sus hermanas Ellen Marianne y Constanze Annie los que toman las riendas de la sociedad propietaria del ferrocarril y las minas. El 16 de octubre de 1906 Arnold Hills y sus hermanas conceden a James Bull plenos poderes para la gestión y administración de sus bienes en España.

Arnold Hills (1857 – 1927) fue un gran deportista practicó atletismo y jugó al futbol en el Old Harrovians. En 1895 fundó el equipo Thames Iron Works F.C. (Thames Iron Works era el nombre de una de sus empresas) este equipo se convertiría el año 1900 en el West Ham United, club perteneciente a la Premier League inglesa, para ello se creó la Sociedad West Ham Football Club Company Limited. con un capital social de 2000 libras esterlinas, sociedad de la que él era accionista mayoritario. Arnold FranK Hills es considerado uno de los padres fundadores del West Ham United, en sus instalaciones deportivas el club londinense tiene un salón social dedicado a su memoria: el salón Arnold Hills.

Para ampliar la explotación y poder dar salida a los minerales de Poderosa era necesario hacer llegar el tren a la mina por lo que Frank Clarke Hills decide construir el ramal Zalamea-Poderosa (11,5 Km) de una gran complejidad técnica debido a los desniveles que hay que salvar en su recorrido, el ancho de vía escogido fue 762 mm. Para llegar al rio Tintillo había que salvar un desnivel de 168 mt. para ello se construyó un plano inclinado de unos 1000 mt. de longitud con una pendiente máxima del 33%. Sobre él se montan vías con un riel de cremallera, arriba del mismo una máquina de vapor instalada dentro de un edificio (La Fija) con un mecanismo de tracción subía los vagones cargados de mineral. Al mismo tiempo por la vía anexa un tren vacio bajaba actuando de contrapeso. En marzo de 1939 la plantilla que trabajaba en la Fija y el Plano inclinado estaba formada por 12 trabajadores: Un encargado (Francisco Geraldo Gómez), el maquinista y el fogonero (los hermanos José y Santiago González González), un listero (Luis Gallardo Mora), siete peones (Manuel Ignacio Fernández, Francisco Castilla Mora, Manuel Boniquito Arroyo, Juan Corralejo Romero, Antonio Díaz Muñoz, Manuel Almeida Rivera y José Manuel Salas Malave) y un pinche (Francisco Geraldo Conejo). Como vemos muchos apellidos valverdeños. Por este ramal circularon los llamados “tranvías” con dos locomotoras llamadas “Zalamea” y “Tyne”. Este sistema funciono aunque más de un accidente se produjo con víctimas mortales y los vagones en el rio Tintillo. Al final del plano inclinado para salvar el rio Tintillo se construyo un puente de madera sobre pilares de mampostería, la vía tomaba dirección norte y antes de llegar a la mina hubo que construir hasta cinco túneles, la vía terminaba junto al socavón general donde estaba el cargadero de mineral. Con la llegada del ferrocarril se incrementaron los trabajos y la extracción de mineral, tanto en el filón sur (San Valentín) como en el filón norte (San Bernardo), se amplió la plantilla de trabajadores y poco tiempo después la producción se multiplico por diez. El gran aumento del personal contratado para la explotación en gran escala de las minas supuso también un aumento de la siniestrabilidad laboral en los establecimientos mineros. El año 1877 uno de los de mayor número de accidentes en esa década, dejaron 27 muertos en las minas de nuestra provincia, 5 de ellos en Poderosa. En 1880 comienzan los trabajos de extracción a cielo abierto y en 1881 la producción de mineral alcanza las 39.385 tm. con 181 trabajadores en plantilla. En 1883 se inician trabajos de investigación para la ampliación de la explotación en el filón Norte. En el periodo 1875-1906 se estima que la producción de piritas extraídas de Mina Poderosa se acerco a las 400.000 tm.

En el trienio 1904-1906 se producen nuevos cambios. Los minerales de Concepción tienen que ser transportados en animales de carga hasta Poderosa para desde allí en el ferrocarril ser enviados hasta San Juan del Puerto. Para solventar este problema la Cía. FranK Clarke Hills and Cº se plantea la construcción de un ramal alternativo al Zalamea-Poderosa,        el nuevo ramal llegaría desde Zalamea a Mina Concepción. La realización del proyecto se encarga al ingeniero de puertos caminos y canales D. José Albelda y Albert y la supervisión de las obras al ingeniero jefe de Mina Concepción el británico José Pryor. A través de esta línea se podría transportar y dar salida no solo a los minerales de Poderosa y Concepción sino a los de todos los yacimientos situados en la margen derecha del Rio Odiel (Soloviejo, Esperanza-Angostura y San Platón). Este nuevo ramal tendría una longitud de 13,5 km con un ancho de vía de 1.067 mm para adaptarlo al de la línea general Buitrón-San Juan del Puerto. Desde Zalamea al rio Tintillo seguía el mismo recorrido que el trazado original del Zalamea a Poderosa. Una vez pasado el rio Tintillo el nuevo trazado se sitúa a la izquierda y al sur del primitivo, en su recorrido hasta el Rio Odiel hay que construir dos túneles, el primero llamado San Gregorio tiene una longitud de 66,50 mt por 3,75 mt de altura y 3,50 mt de ancho, está situado en el Km 64,795 de la línea General, el segundo llamado túnel del Canónigo tiene una longitud de 83 mt. y un galibo igual que el de San Gregorio, está situado en el Km 65,170 de dicha línea. A unos 200 mt a la salida de este túnel se construyo la estación y la aguada del Canónigo y a la derecha y en dirección a Poderosa, un cargadero y un nuevo plano inclinado que enlazaba con el primitivo trazado a la mina, por aquí se comenzó a bajar el mineral de Poderosa. El nuevo ramal en su recorrido hasta Mina Concepción tenía que salvar un último obstáculo, el Rio Odiel. Para ello se construyo un nuevo puente llamado “Puente de Chapa”, un puente mixto con una longitud de 111,5 mt, una anchura de 3 mt y un altura de 15 mt al lecho del rio, tiene dos vanos laterales de ladrillo con seis arcos de medio punto y un vano central con viga de celosía metálica cubierta de una pasarela de madera. Antes de comenzar los trabajos de construcción del puente, hay que realizar un ingreso en la Caja General de Depósitos por un importe de: 2.457.- pts. equivalente al 5% del presupuesto de las obras del puente, ya que estas afectan a terrenos de dominio público. El presupuesto de construcción del puente fue de: 49.140.- pts. El trazado de la vía sigue sin dificultad hasta llegar a Mina Concepción. Por este ramal podían circular trenes con siete vagones de 8000Kg/vagón, al día se podrían transportar 450 tm de mineral, lo que suponía unas 135.000 tm/año, cantidad más que suficiente para cubrir las necesidades de transporte de las minas de su entorno.

En Septiembre de 1906 cambia la titularidad en la propiedad de Mina Poderosa, pasa de Frank Clarke Hills and Cº a la The United Alkali Company Ltd que adquiere la propiedad del ferrocarril y las minas. Al año siguiente la Compañía Alkali constituye la Compañía Anónima Buitrón (CAB) filial de la misma a la que traspasa sus propiedades en nuestra provincia. A partir de 1907 seria la Compañía Anónima Buitrón la encargada de la gestión y administración del ferrocarril y las minas hasta la liquidación definitiva de sus activos en los años cuarenta.

En 1906 solo se exportan 300 tm de mineral en Poderosa, se inician trabajos de reparación e investigación en filón Norte y filón Sur, con un presupuesto de 12.836,97 ptas, se reestructuran y se amplían los trabajos a cielo abierto, se realizan grandes desmontes en la corta para retirar el oxido de hierro de la montera de gossan que cubría la pirita y que en algunos casos tenía un espesor de más de 50 mt. Se encarga a la Sra. Viuda de Francisco Navas la provisión de alimentos para el almacén de víveres. En 1907 se extrajeron 8.548 tm de mineral y se produjeron 65,7 tm de cascara de cobre. En esta época el poblado contaba con las siguientes instalaciones: Talleres, caseta del compresor, fragua, sala de maquinas, almacén de víveres y cargadero junto al socavón general (San Ricardo) nivel 200. Al sur del socavón San Bernardo (nivel 173 mt) se encontraban las cuadras, las oficinas, los cuarteles de los obreros y el hospital. El agua era esencial en los yacimientos mineros, Poderosa contaba con dos pequeños embalses de agua para el tratamiento de los minerales de cementación.

En 1908 se produjo un trágico suceso en Poderosa. Mi abuela que en su día vivió en las minas de Poderosa y Tinto-Santa Rosa donde mi abuelo trabajo de cajero en sus oficinas, me contaba lo siguiente: un salmantino de ascendencia portuguesa apellidado Rodríguez que trabajaba en la mina fue expulsado del tajo por cometer una falta grave. Al no encontrar trabajo en otros establecimientos mineros de la zona, volvió a Poderosa y pidió al director de la mina John Edmund Haworth (1881-1908) ser readmitido en su puesto de trabajo. Al no ser atendida su petición el minero apuñaló al Sr. Haworth, las heridas le causaron la muerte en pocos minutos. Los mismos obreros de la mina redujeron al agresor hasta que llego la Guardia Civil. El diario La Provincia que se publicaba en Huelva, en su edición de fecha 26 de sept. de 1908 daba cobertura a este incidente con una columna titulada: Crimen en una Mina. En la noticia reseña que el agresor se llamaba Daniel Rodríguez García y había trabajado en contramina durante cuatro meses, fue sancionado por la empresa por cometer una falta, enviándolo a una pedrera, este no acepto la sanción y el 4 de septiembre abandono Poderosa, regreso el 22 y se presento al Director de la mina solicitándole de nuevo trabajo, este le contestó que de momento no podía atender su petición, que cuando surgiera una oportunidad estudiaría su caso. Daniel muy contrariado insistió pues no tenia recursos ni para comer. El director de la mina le invito a su casa donde le proporcionaron comida. El día 24 Daniel espero al director junto al hospital y al llegar este sin mediar palabra le asesto una puñalada en el pecho causándole la muerte. En sus páginas el periódico nos cuenta que el cadáver fue llevado a Valverde donde se le practico la autopsia, posteriormente recibió sepultura en el cementerio ingles de Huelva. Señala el diario que Mr. Haworth es ingeniero de minas con nacionalidad inglesa, soltero, natural de Burnley (Lancashire), llevaba un año al frente de la explotación. Del agresor señala que es de baja estatura y con todas las características de una persona anormal, se encuentra detenido y a disposición del juez de Valverde Sr. Don José Sánchez de Vera. El diario La Provincia termina y completa la información dando cumplido detalle sobre el sepelio y los asistentes al mismo. El acta de defunción firmada por el juez de Zalamea la Real Bruno Bolaños refleja que John Edmund Haworth falleció sobre las nueve de la mañana del día 24 a consecuencia de hemorragia interna pulmonar determinada por una lesión en los vasos bronco pulmonares. Meses después de este grave suceso (en 1909) se abre en Poderosa una casa cuartel de la Guardia Civil con capacidad para un cabo y cuatro números. Este cuartel se mantendrá en servicio hasta el treinta y uno de Diciembre de 1931, fecha que fue cerrado y sus miembros trasladados a un nuevo destino.

En 1913 comienza un nuevo proyecto de investigación en el filón norte y se centran los trabajos en la profundización del pozo San Valentín. A partir de 1915 junto al puente de chapa en la margen izquierda del rio Odiel se construye un nuevo cargadero de mineral y nuevos canaleos. A este nuevo cargadero llegan los minerales por una vía que se instala desde un nuevo socavón situado al suroeste de la corta, en el nivel 266 mt. (Socavón nº 1 de Poderosa). Por aquí también se da salida a los minerales que llegan de la cercana mina San Eduardo. Estas nuevas instalaciones constan de Piqueras, casa del guarda, nave de secado de cascara con un horno con motor de corriente trifásica, almacén de hierros, deposito de mineral fino, dique reposador y nuevos canaleos con balsa de entrada y salida.                                                                                                   
El año 1920 con tres maquinas de extracción se obtiene una producción de 10.536 tm de mineral, siendo beneficiado en cementación el de una ley menor del 1,50% en Cu, el resto se exporta al Reino Unido. En cementación se obtienen 116 tm de cascara de cobre con una ley del 61% en Cu. A partir de1920, el bajo precio del cobre y la falta de recuperación de la demanda de minerales afectan a los trabajos de extracción que se reducen bruscamente.

En los 18 años (1906-1923) que la Compañía Anónima Buitrón (CAB) mantuvo activa la extracción de mineral en Poderosa, la producción alcanzo las 181.000.- tm, con una media anual de 10.100 tm. Siendo el año de 1917 con 16.962 tm y una plantilla de 261 operarios, el de mayor extracción de este periodo, la media anual de trabajadores en plantilla en estos 18 años fue de 175. Siendo la del mencionado 1917 la mayor plantilla con 261 operarios (en el poblado vivían mas de 400 personas). El año 1924 que ya estaba paralizada la extracción de mineral solo quedaron en nomina 40 trabajadores.

La ley media del mineral extraído en este periodo fue la siguiente: Filón Sur (San Valentín) 4,46% en Cobre y 35% en Azufre, Filón Norte (San Bernardo) 2,73% en Cobre y 45,25% de Azufre. El Filón Norte fue el más productivo, de aquí salió el 67% del mineral extraído y del Filón Sur el 33%. A finales de 1923 se paralizaron los trabajos de extracción y se construyo un cerramiento en el socavón nº 1 de Poderosa (nivel 266 mt) para regular las aguas de cementación y poder inundar la mina hasta el nivel 200 mt. Con el cierre de Poderosa se inicia el declive de las actividades mineras de la Compañía Alkali en España.

Durante los años 1924 y 1925 se exportaron 7.200 y 4.900 tm del mineral depositado en las montañas de cementación, se siguió con los trabajos de mantenimiento y con el tratamiento en los canaleos de las aguas cobrizas de la mina inundada obteniendo 115 y 69 tm de cascara de cobre. Esa fue la tónica en los años siguientes, la mina parada, se dejo inundar y solo se trataban las aguas cobrizas en los canaleos. La producción de cascara de cobre dependía de las lluvias, en años de sequia la producción bajaba y en los periodos lluviosos esta aumentaba, en los años siguientes se obtuvo una media de unas 60 tm de cascara de cobre, cantidad que fue disminuyendo hasta principio de los años cuarenta. En octubre de 1944 se realizo un informe para ver si era rentable el mantener el tratamiento de las aguas cobrizas en la mina, el estudio se realizo sobre el periodo 1941-1944 con estos resultados: La media anual de cascara de cobre producida en estos años fue de 15 tm con una ley del 70% en Cu. de las que se obtenían 10.500 Kg de cobre/año. Al precio de 3 pts el Kg. suponían unos ingresos de 31.500.- pts. Los costes de producción eran: 2 obreros para los trabajos de cementación, pagados a 8 pts/día X 360 días, suponían un coste laboral de 5.760.- pts. El hierro necesario: 31,5 tm suponían un coste de 7.875.- pts. lo que dejaba un beneficio anual de 17.865.- ptas. Al año siguiente 1945 se vendió la mina.

El industrial catalán Joaquim Ribera Barnola presidente de la Compañía Electrolisis del Cobre S.A. adquiere Poderosa y Concepción y las arrienda a la citada Compañía, que mantiene el tratamiento de las aguas cobrizas en Poderosa hasta bien entrados los años sesenta. A finales de los ochenta, Riotinto Minera se quedo con el gossan y los morrongos existentes en la mina para tratarlos en su planta de cianuración y obtener el metal precioso contenido en los mismos.                                                                                                                          
Han pasado cerca de cien años desde su cierre y poco o nada queda de su esplendoroso pasado, solo un largo y triste olvido. Pero ahí esta Poderosa, entre sus dos ríos, en lo alto de su atalaya, altiva, vigilante, descorazonada observando cómo desaparece gran parte del patrimonio minero. Pero con la esperanza de que algún día los nuevos proyectos de investigación iniciados en la zona y las necesidades del mercado, haga brotar de sus entrañas esa fuente de riqueza que siempre fueron sus minerales.                                                                    

Juan Castilla Navas.

 

FOTOGALERÍA                                                                                                                                      

                                                                                                                                                                                          Fuentes de Consulta:

– Estadística Minera de España.                                                                                                                                                   – Archivo municipal de Valverde. FC y Minas. Legajos: 10-23–27-39–69–82.

– Testamento de Frank Clarke Hills.

– El Ferrocarril Buitrón-San Juan del Pto (J.R. Copeiro del Villar)

– Hemeroteca del diario La Provincia.

– Patentes e innovación tecnológica en la minería y metalurgia de base Andaluza (Patricio Saiz González).

– Anual Reports Mina Poderosa 1906-1931. Archivo municipal de Valverde.

– Piritas de Huelva (Isidro Pinedo Vara)

– Historia del West Ham United.

– Archivo Municipal de Valverde del Cno.

– planos del ferrocarril y minas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here